La pérdida de suelos productivos en EEUU cuesta medio billón de dólares al año

 

USD$500 millones al año

Cuesta la pérdida de suelos productivos en EEUU

Por: Jordan Strickler (Forbes)

 

Por primera vez, los científicos han podido poner un precio a cuánto les cuesta a los agricultores de maíz mantener la fertilidad del suelo de sus cultivos.

El deterioro del suelo se ha convertido en uno de los mayores problemas que enfrenta la agricultura en los últimos años. La fertilidad del suelo a largo plazo está disminuyendo en las tierras agrícolas de todo el mundo debido a la salinización, la acidificación, la erosión y la pérdida de nutrientes críticos en el suelo como el nitrógeno y el fósforo.

Según la Universidad Estatal de Iowa, el problema se ha vuelto tan grave que la tierra ya no se puede cultivar y debe abandonarse. El impacto de la erosión del suelo en la calidad del agua puede llegar a ser significativo, particularmente como escorrentía superficial del suelo.

Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Colorado ha descubierto que este deterioro del suelo puede costar a los productores de maíz de Estados Unidos hasta 500 millones de dólares cada año, particularmente en costos de fertilizantes.

Publicado en Earth's Future, el estudio encontró que un tercio del fertilizante que se aplica para cultivar maíz en los EE. UU. cada año simplemente compensa la pérdida continua de fertilidad del suelo. Los productores de maíz en los Estados Unidos generalmente compensan estas pérdidas con fertilizantes nitrogenados y fosforados, que también están destinados a aumentar los rendimientos.

"Sabemos que hay degradación de la tierra incluso en la agricultura moderna de Estados Unidos, pero es realmente difícil precisar cuánto y qué impacto tiene", dijo Jason Neff, autor correspondiente del artículo y director del Sustainability Innovation Lab en Colorado. "Estos hallazgos brindan más información a los agricultores para que puedan tomar decisiones que los beneficien económicamente, pero también apoyan una forma más sostenible de agricultura de alto rendimiento".

En el mundo del maíz, Estados Unidos es uno de los más productivos, con un cultivo de más de 4,46 toneladas por acre cultivado. De hecho, las granjas del país produjeron más de 366 millones de toneladas métricas de maíz que generaron $ 14.5 mil millones en ingresos solo en la temporada 2018-19. No es coincidencia que EE. UU. también sea uno de los mayores usuarios de fertilizantes del mundo, ya que aplica más nitrógeno y fósforo por acre que sus homólogos agrícolas de alto rendimiento en la Unión Europea.

8439893477?profile=RESIZE_710x

La fertilidad del suelo a largo plazo está disminuyendo. GETTY 

 

En su estudio, el equipo de investigación utilizó cuatro escenarios en el “modelo de clima integrado de política ambiental” (EPIC), un modelo agronómico ampliamente utilizado para estimar el crecimiento de los cultivos y cómo el crecimiento de los cultivos responde a variables como fertilizantes, riego y clima. Usando EPIC, el equipo comparó cómo no usar fertilizantes o irrigación se diferenciaba de usar solo uno u otro, o ambos. El riego fue un componente importante de los análisis porque, si bien puede aumentar los rendimientos, también aumenta la erosión y la escorrentía de fertilizantes.

Al separar los impactos de los fertilizantes y el riego, los científicos pudieron ver en diferentes regiones de los EE. UU. dónde cada uno era más importante que el otro para el éxito agrícola. En California, por ejemplo, los agricultores agregan más agua. En Ohio, las adiciones de fertilizantes son más importantes que el riego. Sin embargo, en todo el país, los investigadores encontraron que se necesitaba una enorme tercera parte del fertilizante que se agrega actualmente a los campos de maíz para simplemente alcanzar el equilibrio, lo que hace que la fertilidad del suelo vuelva a los niveles previos al cultivo.

 

Costo de los impactos ambientales

El uso de fertilizantes no solo cuesta dinero a los agricultores y a los gobiernos. También tiene un precio medioambiental. Una gran parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero causadas por la agricultura (el 24% de las emisiones mundiales en 2010 y el 10% de las emisiones de EE.UU. en 2018) proviene de la producción de fertilizantes. Esto significa que las medidas adoptadas para reducir el uso de fertilizantes también ayudan a abordar el aumento de los gases de efecto invernadero.

Se ha descubierto que el exceso de escorrentías de nitrógeno y fósforo crea problemas para la vida marina y de agua dulce. Los estudios también han encontrado que esto es parcialmente responsable de la Zona Muerta en el Golfo de México, una gran área sin oxígeno y desprovista de vida marina, incluidas muchas especies de importancia comercial. Al considerar no solo los dólares gastados por los agricultores, sino también la pérdida de nutrientes y los impactos en el río Mississippi, los costos van de miles de millones a más de un billón de dólares cada año, dijo Neff.

"Si puede eliminar la fertilización, mientras se mantienen los rendimientos que necesitamos y los resultados económicos que los agricultores quieren, entonces ¿por qué no, verdad? Eso es beneficioso para todos".

Neff explicó que, en general, el estudio es una buena oportunidad de aprendizaje.

"Los agricultores hacen lo que tiene sentido para cultivar. Cuando no puedes ver los efectos acumulativos de la degradación, tienes que agregar fertilizantes, pero no sabrás cuál es el impacto financiero de esa degradación subyacente".

Las prácticas de cultivo como la agricultura regenerativa, que restauran la fertilidad del suelo en tierras que se cultivan activamente, también reducirán los costos y los impactos ambientales del uso de fertilizantes. Los suelos más saludables y fértiles también pueden capturar más carbono, retener más agua y evitar que el exceso de nutrientes se escurra hacia ecosistemas que no tienen la capacidad de manejarlos.

Neff dice que los agricultores también pueden reducir la frecuencia con la que cultivan sus campos, agregar y aumentar las medidas de control de la erosión, así como utilizar más fertilizantes orgánicos, como abono. De hecho, estos pueden ayudar a reducir la cantidad de fertilizantes inorgánicos (nitrógeno y fósforo) que se necesitan en el suelo.

"Mi esperanza es que esta información apoye los esfuerzos nacionales e internacionales para reconstruir la fertilidad del suelo".

 

FUENTE:

Tomado de la Revista FORBES On Line y traducido al español por PARTNER CEG

Las publicaciones de la GACETA PARTNER CEG provienen de diferentes autores. El crédito correspondiente a sus respectivos autores originales puede aparecer al comienzo de las publicaciones debajo del título, o al final de ellas al citar las fuentes de información. Los autores originales habitualmente no tienen ningún vínculo con PARTNER CEG, pueden ser reporteros independientes, o empleados para agencias, entidades o instituciones varias que publican en sus respectivos medios de comunicación a cerca de los asuntos relacionados con la ecología y/o el sector agropecuario. Cuando la nota recoge información de diversas fuentes (en cuyo caso se citan todas al final) y/o cuando no se cita específicamente el nombre de ningún autor, es porque son los profesionales de la Red CEG Internacional quienes redactan o adaptan las notas para la GACETA PARTNER CEG.

NUESTROS CURSOS VIRTUALES

 

PASTOREO RACIONAL VOISIN

"Ganadería Regenerativa, Más Productiva y Rentable"

CURSO VIRTUAL INTENSIVO

Información/Inscripción/Acceso

 

AVICULTURA REGENERATIVA 1

"Manejo Holístico de Gallinas

para la Producción de Huevos en Pastoreo"

CURSO VIRTUAL CORTO

Información/Inscripción/Acceso

 

GRASSFED BEEF

"Producción bovina de carne en pastoreo"

CURSO VIRTUAL INTENSIVO

Información/Inscripción/Acceso

Suscríbete para recibir notificaciones acerca de nuestras publicaciones aquí

Dale like o me gusta a nuestra fanpage aquí

Siguenos en Instagram aquí